23/11/07

Trailer de la peli

En esta dirección de youtube podrás encontrar algunas secuencias del film. LA PELICULA SE ESTA PROYECTANDO TODOS LOS DIAS en el CINE GAUMONT a las 15:05 y 20:10 hs. (hasta el 9/1/8)
-6666666666666666666
6666666666666666666
..666666666666666666
http://www.youtube.com/watch?v=jL3kEW93Kxw
55555555555555555555
..5555555555555555555

Hugo Diaz (1927 - 1977)






Clip de la "Zamba del Angel" realizado por Alberto Larrán.

http://www.youtube.com/watch?v=XzBySVKuuWs

Luis Saltos y Franco Luciani

LUIS SALTO: “...Y agarré la armónica, que le había dicho que había dejado de tocar hacía diez años, y en el 92 volví a agarrarla, y era justamente para acompañarla a Victoria Cura en la Zamba del Angel...
...Y así fue porque ella me dijo: -Hugo no la pudo grabar conmigo por eso quiero grabarla con vos-, y bueno, gracias por haberme elegido..."

LUIS SALTOS: "...Yo sentí una gran emoción porque ella tenía una gran expresividad y un fraseo como el que tenía Hugo, cantando no?..."

FRANCO LUCIANI: "...lo que ha logrado Hugo, ...es lo más importante que le puede pasar a un músico, a un intérprete de un instrumento, es ir más allá del propio instrumento..."
FRANCO LUCIANI: "...Cuando digo más allá quiero decir: la manera de tocar, el fraseo de Hugo influenció muchísimo a instrumentistas de la música argentina cualquiera sea el instrumento que toque..."

Instantáneas de Adrián Jiménez


Adrián Jiménez: “...Lo que hacía Hugo Díaz es exactamente el mismo concepto de lo que es el blues, de cómo tocar blues. Subir al escenario y prácticamente no hablar, o a lo sumo decirle el tono, cosa que los negros, ni siquiera hacen eso, suben y ni el tono te dicen..."

Milton Blanco: “...La armónica tiene eso, al ser transportable, es un instrumento de una persona que viaja, de una persona que va de un lado a otro…”

Milton Blanco. "...Se usa mucho la mano como un hueco para aumentar la resonancia. Mi colega Adrián Jiménez tiene unas manos muy grandes y este efecto lo hace de una forma magistral...”

21/11/07

Imágenes de Archivo

Imágenes cedidas por el Archivo Canal 10 de la Universidad de Córdoba.

video

CRITICAS

LA NACION: aaa
Púbico:aaaa
..."Así, A los cuatro vientos , título que alude a los cuatro caminos que Díaz tomó en su música: el folklore del Noroeste, el tango, el jazz y la música del Litoral, se convierte en un emocionado y necesario homenaje a ese hombre que arrancaba de su armónica los sonidos más espontáneos y talentosos con la humildad de los grandes. La excelente fotografía, una cámara siempre atenta a registrar personajes y paisajes en torno del evocado y un impecable montaje hacen de A los cuatro vientos un documento imprescindible para recordar a Hugo Díaz y retrotraerlo a la memoria del público". Adolfo C. Martínez. Diario La Nación.



CLARIN:aaaa
Vivo rescate de un músico esencial

Por: Miguel Frías
A los cuatro vientos no funciona solamente como típico documental de divulgación y homenaje, aunque cumple en ambos aspectos, sin solemnidad ni sentimentalismo. En su película sobre Hugo Díaz -armonicista y compositor santiagueño, músico esencial, fallecido hace 30 años-, Alberto Larrán elige un estilo ecléctico, vertiginoso, descontracturado, difícil de clasificar: estilo que le habría gustado a Díaz, hombre ajeno a estructuras y previsiones. Así, forma y contenido tienen un vínculo estrecho: acierto vital del filme.Las primeras secuencias se apoyan en una cámara subjetiva registrando objetos y paisajes que se suceden al otro lado de una ventanilla de tren. Pronto sabremos que esas imágenes evocan el viaje de ¡cinco días! que Díaz y Domingo Cura hicieron, como polizones, desde Santiago del Estero hasta de Buenos Aires, mucho antes de ser los que serían. Además de amigos íntimos y colegas, fueron cuñados: Díaz se casó con la hermana de Cura: la cantante folclórica Victoria Cura. La hija de esta pareja, Mavi Díaz -ex integrante de Viudas e Hijas de Roque Enroll, radicada en España- es un personaje central de la película (y canta una conmovedora y personal versión de Zamba del ángel). Aun sin contar con imágenes en vivo del armonicista -borrar cintas históricas es una penosa costumbre argentina-, Larrán evita el facilismo de las cabezas parlantes. Domingo Cura -que murió poco después de haber participado en este filme- y Mavi Díaz dan sus testimonios, sí: pero la cámara sólo se posa en sus rostros cuando la narración lo requiere. Estas y otras voces, como la de Victoria Cura (falleció en 1996), se articulan con imágenes que no son obvias, que no buscan la mera ilustración de lo dicho.El filme, profundamente musical, rescata -con viejos músicos que acompañaron a Díaz y jóvenes, talentosos herederos tocando juntos- la obra de un artista que transitó el folclore, el jazz y el tango, con la misma solvencia y libertad. Su hija también lo define como rockero: eclecticismo bien plasmado en la película. MUY BUENA.


http://www.labasicaonline.com.ar/Detalle.asp?Id_Espectaculo=4588